La medida es para evitar que las personas entren en contacto con objetos que no tendrán la adecuada desinfección.